Posts Tagged usb3.0

Rendimiento USB3.0 en el mundo real

Hoy ha llegado nuestro nuevo disco duro externo USB3.0, un Western Digital MyBook 3.0 de 2 terabytes. Una de las principales razones para decidirme a comprarlo ha sido que las últimas actualizaciones de firmware de nuestro O2Media HMR-600W te obligan a formatear el disco duro si quieres poder utilizar todas las funcionalidades. Y claro, perder los 800GB que tenemos en él no me hacía mucha gracia, así que había que encontrar una forma de almacenar toda esa información temporalmente en otro sitio.

Me decidí por el WD Mybook 3.0 de 2TB por el buen nombre que tiene la marca y porque trae USB3.0, al igual que la placa base que adquirí hace relativamente poco. Gracias a los gastos de envío gratuitos de Amazon UK a España, podía tenerlo en casa por apenas 6€ más que un disco “normalito” USB2.0 de la misma capacidad en las tiendas españolas (106€).

Descartado lo de transferir 800GB por wifi, lo primero que intenté fue conectar el HMR-600 como disco USB2.0 y el WD por USB3.0, con lo que la tasa de transferencia estaba limitada obviamente por el USB2.0 (480Mbps de tasa máxima, o sea 60MBytes/s teóricos). El resultado: 20MBytes/s de tasa media, y unas 11 horas de espera según Windows (aunque ya se sabe que a Windows no se le da muy bien estimar tiempos).

Si mis profesores de matemáticas no me mintieron, si el tiempo que puedo tardar en sacar el disco duro SATA del HMR-600 y conectarlo directamente al ordenador es mucho menor que el tiempo total de transferencia, es probable que el ahorro de tiempo por la mejora de velocidad de USB3.0 (que pasaría a ser el cuello de botella), al ser directamente proporcional al tamaño total de los archivos, compense el tiempo empleado en destripar el disco y el ordenador para enchufarlo directamente por SATA (sí, seguro que se ve mucho más clarito en una fórmula matemática pero no tengo el WordPress tan tuneado…)

Por supuesto, luego surgen imprevistos: desenchufo este disco porque no me llega el cable para todo, pero ahora no arranca porque hay un lío de sectores de arranque que no te imaginas y aunque se lee el MBR de un disco, en realidad el SO está en el otro y al final tienes que  enchufar los tres y poner un cable SATA nuevo en un conector que queda justo debajo de la tarjeta gráfica que como es enorme no te caben ni 2 dedos… esas cosas.

Bueno, a los números, que seguramente a todos los que estéis leyendo esto es lo que os interesa. La transferencia es de archivos relativamente grandes (de cientos de MB a varios GB).

  • USB2.0 –> USB3.0: 20MB/s aproximadamente. Tiempo total: 11 horas
  • SATA –> USB3.0: 73MB/s. Tiempo total: aproximadamente 3h y 15′

Una cosa que es poco probable que a nadie le interese pero a mí se me ocurrió probar, teniendo en cuenta que en mi placa se utiliza una controladora aparte para el USB3.0, que no soporta el chipset de forma “nativa”. Conecté los dos discos en dos puertos USB3.0 que comparten controladora. Luego los conecté en puertos distintos (USB2.0 y USB3.0 respectivamente), para comprobar si el hecho de no compartir la controladora suponía una mejora o un empeoramiento. Resultó que la tasa de transferencia era la misma. Igual la próxima vez descubro algo interesante, quién sabe 😛

Conclusión: de momento me alegro bastante de haber cogido el disco con USB3.0.

Si me da por ahí, igual en el futuro actualizo el post con algún benchmark un poco más riguroso del disco.

, , ,

1 Comment